top of page

En el Camino con lluvia.

Cuando ponemos fecha a nuestro viaje no podemos saber las condiciones atmosféricas que nos encontraremos. Por suerte hoy en día existen multitud de aplicaciones y páginas web que nos ayudarán a prepararnos para lo que nos vamos a encontrar. En este caso vamos a hablar de como protegernos en caso de lluvia, según la fecha en la que hagas tu Camino de Santiago tendrás más o menos posibilidades de encontrarte alguna jornada de agua.


Es difícil protegerse totalmente de la lluvia, en una larga jornada en el Camino lo normal es que llegues mojado de arriba a bajo. Pero hay ciertos trucos que nos ayudarán a sobrellevarlo lo mejor posible y a proteger nuestro cuerpo del frio.


Conserva tu equipaje seco:


Si no dispones de alforjas impermeables para mantener tu ropa y pertenencias protegidas del agua, puedes utilizar bolsas de cierre hermético (de las de congelar) y guardar todo en esas bolsas dentro de las alforjas. Si llegas mojado y con frío  al final de una etapa y no tienes ropa y calcetines secos para cambiarte...



Utiliza ropa adecuada:


Aunque el agua acaba entrando por todos los sitios, si dispones de una chaqueta de agua y pantalón adecuado siempre irás más protegido y evitarás que tu cuerpo se enfríe. Sigue la regla de las "tres capas de ropa como máximo" y en las bajadas con frío el antiguo remedio de los papeles de periódico para proteger la barriga y el pecho sigue siendo lo mejor.



Adecúa tu conducción según las condiciones atmosféricas:


Circula con precaución, todos sabemos lo fácil que es caerse en mojado además llevarás el peso adicional de las alforjas. Si el viento y la lluvia son fuertes es recomendable utilizar unas gafas de protección, te ayudarán a proteger tus ojos de problemas y accidentes (insectos, suciedad de los caminos etc).


Mantén pies y manos calientes:


Si vas a tener más de un día de lluvia puedes equiparte con escarpines y guantes de neopreno (de los de bucear) que no sean muy gruesos. Puedes encontrarlos en el decathlon a muy buen precio. Tienen el problema de que no transpiran, pero a cambio protegerán tus extremidades del frio, al estar mas alejadas del cuerpo lo primero que se enfría son los pies y las manos. Si los compras una o dos tallas más grandes puedes complementarlos con calcetines y guantes dentro de ellos.






Gorro de ducha:


Si ... has leido bien, el gorro de ducha de nuestras madres o abuelas , ese de plástico que también dan en algunos hoteles. Si lo pones por fuera del casco evitarás en gran parte que el agua te vaya goteando por la cabeza y cuello, complétalo con un pañuelo de cuello o braga para evitar que el agua se deslice por el cuello.

Si no quieres acudir al remedio casero, también puedes comprarte una funda para el casco y así podrás usarlo en otras ocasiones.




Mantén el ánimo:


Cuando encadenas varias jornadas consecutivas de lluvia es fácil desanimarse y abandonar. Intenta disfrutar y piensa que pasados unos días sólo te acordarás de los buenos momentos y que además tiene un mérito añadido el conseguir finalizar el Camino con malas condiciones.






97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page